Los operadores van por tecnologías 3GPP pero el mercado IoT en espectro sin licencia es potencialmente mayor

A principios de 2017 señalábamos en TeleSemana.com que las tecnologías 3GPP —fundamentalmente NB-IoT y LTE Cat M1— destronarían al resto de las soluciones LPWA, basadas en espectro sin licencia. Los siguientes anuncios de operadores poniendo en marcha las nuevas tecnologías móviles de Internet de las Cosas (IoT) nos daban la razón. La tendencia por parte de los operadores a elegir tecnologías basadas en espectro licenciado hasta había llamado la atención de Sigfox, que reconfiguraba su propuesta para integrarse con el mundo móvil.

NB-IoT y LTE Cat M1 se posicionan como los líderes en el segmento celular IoT con el impulso de los principales operadores del mundo —AT&T, T-Mobile, Telefónica y América Móvil, son algunos de los operadores que ya están trabajando en actualizar sus redes a estas nuevas tecnologías LPWA—. Sin embargo, como hemos visto con Sigfox, el mercado IoT gira también alrededor de otras tecnologías, no licenciadas, que prometen bajo costo. Los operadores móviles, generalmente, las rechazan. Pero quizás no deberían hacerlo.

Un informe reciente de Juniper Research indica que para 2022 habrá 400 millones de líneas M2M de baja potencia soportadas por espectro sin licencia. Esto significa un crecimiento del 736 por ciento con respecto al cierre de 2018, cuando se espera que este tipo de conexiones alcancen 50 millones —recientemente Sigfox reportaba 2,5 millones de objetos conectados a su red—.  Mientras tanto, el reporte sostiene que las conexiones móviles de baja potencia —es decir, las tecnologías 3GPP en espectro licenciado como NB-IoT y LTE Cat M1— alcanzarán solo 100 millones para 2022. El vertical con mayor potencial de desarrollo son las ciudades inteligentes, con un crecimiento del 313 por ciento en los próximos cuatro años.

El reporte no suena muy alentador para el mercado móvil. Según la consultora, los ingresos por conexiones LPWA en espectro sin licencia serán un 102 por ciento superiores a las de las líneas celulares para 2022. Esto, afirma Juniper Reserch, supondrá un problema adicional para garantizar el retorno de inversión de los operadores móviles.

“Sin el costo de la adquisición de espectro y el desarrollo de radio, las conexiones en bandas sin licencias pueden ser implementadas rápidamente y con bajo costo”, indica Juniper Research en un comunicado. Esto presionará a los operadores, que deberán hacer un gran trabajo de evangelización, destacando las capacidades superiores de la red móvil por sobre las opciones sin licencia para poder ofrecer un servicio a precio mayor, apunta la consultora.

A pesar de ello, Juniper Reserch plantea algunos beneficios que tendrán las conexiones celulares por sobre LPWA en espectro sin licencia. La posibilidad de ofrecer actualizaciones over-the-air (OTA) seguras y comunicaciones basadas en IP. “Capacidades de largo alcance, cobertura geográfica y posibilidad de ofrecer mayores tasas de transferencia de datos serán los principales diferenciadores con las redes en espectro sin licencia”, apunta.

Sigfox, LoRa, Wi-Fi y alternativas como Zigbee, entre otras, se mezclan para poner en jaque el negocio de los operadores. Los números de Juniper sobre las perspectivas de ingresos demuestran que el mercado no licenciado podría tener mejores perspectivas de desarrollo.

Existen operadores que ya están viendo que LoRa —fundamentalmente en su modalidad LoRaWAN— o Sigfox podrían tener un lugar en su negocio. Incluso, se ven a operadores satelitales queriendo participar del nuevo mercado aprovechando tecnologías basadas en espectro sin licencia.

Aun así, el mercado IoT móvil no debe despreciarse, ya que informes anteriores indicaban que tendría una oportunidad de ingresos de 1,8 billones de dólares para 2026 para los operadores móviles, de los cuales 534.000 millones de dólares se generarían solo en el continente americano.

Sigue leyendo ésta noticia desde telesemana.com

Rate this post
Comparte esto:

Te podría interesar ver...