Banking of Things: el Internet de las Cosas ya está transformando a la banca

El crecimiento de la banca móvil ha demostrado la adaptabilidad y la preferencia de las personas por utilizar nuevos canales, en específico para interactuar con su banco. Pasó de ser un valor agregado, para los primeros bancos que se abrieron a la innovación, para ser actualmente un estándar de la industria, disponible en cualquier banco.

El Internet de las Cosas ya está presente en la industria financiera, no es una tendencia que llegará en un par de años.

Esto no se mantendrá por mucho tiempo, ya hemos visto que ante el acelerado desarrollo y despliegue de las tecnologías de la información y comunicación, lo que hoy es una tendencia, mañana será un elemento cotidiano en la oferta de servicios financieros. Más aún cuando el Internet de las Cosas (abreviado como IoT, por Internet of Things) ya está generando disrupción en el mercado.

¿Qué es el Internet de las Cosas?

Ya su nombre nos acerca al concepto, son objetos de la vida cotidiana conectados con internet. Pero ¿cuál es su utilidad? Esta conectividad permite una comunicación bidireccional, por un lado las personas pueden interactuar de forma remota con artículos electrónicos como refrigeradoras, lavadoras, cocinas, sistemas de iluminación, en fin, cualquier objeto; y por su parte los objetos proporcionan datos e información relacionados a su ubicación, rendimiento, eficiencia. Esta información se puede transformar en conocimiento, orientado a lograr mayor productividad y seguridad.


Ver post relacionados:

Desarrollo de Negocio de Internet de las Cosas (IoT) en las PYMEs


De acuerdo a The Financial Brand, se espera que para 2020 existan más de 25 mil millones de dispositivos IoT. Esto implica que existirá una hiperconectividad a través de la cual se generarán miles de millones de datos, la pregunta es ¿cuáles de estos datos son relevantes para la banca? y ¿cómo estos datos pueden convertirse en beneficio para los clientes? Ambas preguntas aún no tienen una respuesta concreta, ese es el deber de la industria financiera en los próximos años, encontrar la rentabilidad.

La siguiente gráfica proyecta el crecimiento en el despliegue de sensores IoT por la industria financiera, no solamente en la banca, sino también en el mercado de capitales, seguros, gestión de inversión y bienes raíces comerciales. Para 2020 se espera que sean más de 12.000 millones de sensores, todos ellos generando datos que luego se transformarán en información concreta.

International Data Corporation (IDC) asegura que solamente 43% de banqueros están familiarizado con IoT. A pesar de esta relativa falta de conocimiento, el mismo estudio encontró que 58.4% de los tomadores de decisiones de la industria financiera ven a IotT como una iniciativa estratégica, comparado con el 20% que la considera transformacional.

La banca está aún probando formas y modelos para hacer rentable esta tecnología y obtener beneficios, pero se prevé que a futuro será clave para fidelizar a los clientes actuales y ganar nuevos.

Este estudio de IDC connota el interés de la banca por incorporar IoT como una propuesta de valor, mientras visualizan modelos de negocio que rentabilicen esta apuesta, como puede ser IoT aplicado al dinero electrónico. El informe IoT-enabled Banking Services menciona que uno de los beneficios es proporcionar servicios de recompensas y facilidad de acceso a clientes con tarjetas de crédito y débito, mientras por su parte, el banco analiza el uso de cajeros automáticos en áreas específicas para visualizar en tiempo real donde se necesitan más cajeros y donde pueden reducirlos.

Por otra parte, a partir de los datos transaccionales y el uso de Big Data, se puede tener un conocimiento más profundo sobre cada y cliente, lo cual se utilizaría para ofrecer soluciones y recomendaciones afines a su comportamiento, lo que le ayudaría a tomar decisiones financieras inteligentes y sólidas. La recompensa a esto sería la fidelidad del cliente, un aspecto invaluable que se vuelve cada día más escaso.

Según una encuesta publicada por The Financial Brand, 64.5% de ejecutivos bancarios a escala mundial monitorean a sus clientes a través de aplicaciones móviles o smartphones, tablets y otros dispositivos digitales. La banca ya están almacenando todos esos datos, el siguiente paso es utilizarlos de la manera correcta, con esto coincide Jim Eckenrode, director ejecutivo en Deloitte Center for Financial Services “Al habilitar la recopilación y el intercambio de información desde los objetos, IoT tiene el potencial de ser tan ampliamente transformacional para la industria de servicios financieros como la misma internet.“
Sigue leyendo ésta noticia desde fisagrp.com

Rate this post
Comparte esto:

Te podría interesar ver...