Oxygene, un neumático que se ‘come’ el CO2 de las ciudades

En medio de la vorágine de concepts con los que las automotrices anticipan estos días su visión del futuro, Goodyear diseña el neumático del mañana: un revolucionario prototipo ‘relleno’ de musgo, que reduce la contaminación.

Se trata de Oxygene, un neumático con plantas vivas que crecen en la parte lateral interna y que permite reducir la contaminación de las ciudades. Posee una estructura única que presenta musgos  creciendo dentro de la pared lateral. Esta estructura abierta y el diseño inteligente de la banda de rodadura del neumático absorben y hacen circular la humedad y el agua de la superficie de la carretera, lo que permite la fotosíntesis y, por lo tanto, la liberación de oxígeno al aire, al mismo tiempo que inhala CO2 del aire para alimentar al musgo de su pared lateral.

El prototipo de Goodyear, presentado en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra 2018, es una solución visionaria para generar desplazamientos urbanos más limpios, más eficientes, seguros y sostenibles. Literalmente aportan “vida al futuro de la movilidad”, tal como lo define Chris Delaney, Presidente de Goodyear Europa, Medio Oriente y África.

Para entender el impacto que tendría esta tecnología en las ciudades, la empresa explica que en una ciudad similar en tamaño a París, con cerca de 2,5 millones de vehículos, esto significaría generar casi 3.000 toneladas de oxígeno y absorber más de 4.000 toneladas de dióxido de carbono por año.

Pero no solo eso. Inspirado en los principios de la economía circular, con énfasis también en reducir el desperdicio de materiales, la pérdida de energía y aumentar la seguridad, el Oxygene de Goodyear está diseñado para potenciar el reciclaje de los neumáticos gastados, generar su propia electricidad y comunicarse con la calle y el coche.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más del 80% de las personas que viven en áreas urbanas donde se mide la contaminación del aire están expuestas a niveles de calidad del aire que exceden los límites marcados por la OMS1.

“Con la previsión de que más de dos tercios de la población mundial viva en las ciudades en 2050, la demanda de redes de transporte en entornos urbanos aumentará sustancialmente” plantea Delaney. “Una infraestructura y un transporte más inteligentes y ecológicos serán cruciales para abordar los desafíos más acuciantes de la movilidad y el desarrollo urbano”.

Oxygene constituye una innovación que aporta una serie de soluciones de rendimiento: 1. contribuye a la limpieza del aire que respiramos; 2. permite la recuperación de los neumáticos usados ya que su construcción no neumática, está impresa en 3D con polvo de caucho de neumáticos reciclados; 3. su estructura abierta proporciona una seguridad adicional, al mejorar el agarre en piso mojado, ya que absorbe el agua de la banda de rodadura; 4. genera su propia electricidad, ya que recolecta la energía generada durante la fotosíntesis para alimentar sus propios componentes electrónicos, incluidos sensores integrados, una unidad de procesamiento de inteligencia artificial y una franja de luz personalizable en el flanco del neumático que cambia de color, advirtiendo a los usuarios y peatones de maniobras, como cambios de carril o frenado y 5. Aporta comunicación a la velocidad de la luz, ya que utiliza un sistema de comunicaciones de luz visible, o LiFi, para una conectividad móvil de alta capacidad a la velocidad de la luz, que permite que el neumático se conecte al Internet de las cosas, permitiendo  el intercambio de datos entre vehículo y vehículo (V2V) y de vehículo a infraestructura (V2I), que es fundamental para los sistemas de gestión de movilidad inteligente.

Pero además Oxigene posee una estructura liviana, que absorbe los golpes y evita los pinchazos, lo que  prolonga la vida útil del neumático y minimiza los problemas de servicio, brindando una movilidad sin preocupaciones.

Goodyear, una de las compañías de neumáticos más grandes del mundo, con 64.000 empleados y plantas fabriles en 22 países de todo el mundo, tiene dos Centros de Innovación (Akron, Ohio y Colmar-Berg, Luxemburgo) donde trabajan en el desarrollo de productos y servicios de última generación como este neumático “devorador de CO2”.

“Igual que los prototipos que Goodyear ha presentado en el pasado, Oxygene está destinado a desafiar nuestro pensamiento y ayudar a conducir el debate sobre la movilidad futura inteligente, segura y sostenible. Al contribuir de esta manera a una generación de aire más limpio, el neumático podría ayudar a mejorar la calidad de vida y la salud de los ciudadanos”, aseguró entusiasmado Delaney.

Sigue leyendo ésta noticia desde marcotradenews.com

Rate this post
Comparte esto:

Te podría interesar ver...