China convierte desechos espaciales en “internet de las cosas” en órbita

Los científicos chinos han convertido el módulo final de un cohete transportador, que quedó desechado en el espacio después de enviar un satélite a órbita, en una plataforma de aplicaciones inteligente tras instalarle chips.

La Universidad Fudan, con sede de Shanghai, dirigió el programa por el que se instalaron varios chips inteligentes en el módulo final del cohete Gran Marcha-4C, que en noviembre puso en órbita al satélite Fengyun-3D.

Zheng Lirong, de la Universidad Fudan y jefe científico del programa, indicó que las secciones desechadas de cohetes durante los lanzamientos suponen la mayor parte de los desechos espaciales. El grupo ha transformado el módulo inicial en un internet de las cosas en el espacio mediante la instalación de un sistema de chips múltiple en el cohete.

Zheng explicó que el cohete lanzado prescindirá de una sección cuando se agote el combustible para disminuir la masa, mientras que el módulo final entra en órbita junto con la carga útil.

“Con estos chips inteligentes implantados, los desechos espaciales se transformarán en una plataforma de comunicación y experimentos científicos de bajo costo”, agregó el experto.

El equipo de Zhang ha dedicado dos años al desarrollo de los módulos funcionales y el equipo informático para fabricar los “nanosatélites”, cuyos respectivos módulos funcionales pesan menos de 30 gramos.

El equipo ha denominado el sistema “Xinyun”, que significa nube de chips.

Las posibilidades del “internet de las cosas” se emplean ampliamente en la vida cotidiana, desde la “ropa inteligente” a los vehículos sin conductor, hasta el seguimiento por GPS.

Lee ésta noticia desde spanish.xinhuanet.com

Rate this post
Comparte esto:

Te podría interesar ver...