De los “Vestibles” a los “Ingeribles”

¿Se tomaría usted una píldora o pastilla “inteligente”? ¿Una que pueda ser monitoreada por internet, o que pueda transmitir imágenes de por donde va pasando por dentro de su cuerpo? Una que libere miles de pequeños nano-robots que entren a su flujo sanginueo para medir o controlar cierta anomalía?

Gracias a los avances tecnológicos y a la Ley de Moore, los “computadores” son cada vez más pequeños y son cada vez más los diferentes modelos de wearables (o “vestibles”) que vemos en el mercado: relojes, gafas, zapatos, camisetas, chaquetas y hasta audífonos que ofrecen funcionalidades específicas pero que al final recogen una cantidad importante de datos y se conectan a internet para compartirlos (Connet & Collect).

La salud parece ser el killer feature de estos dispositivos y por lo tanto, su evolución natural es algo más pequeño, algo que ya no nos pongamos sino que podamos ingerir.

Con ustedes los “Digestibles”

Y así comenzamos a ver lo que ya se conoce como ingeribles (digestibles, en inglés). Dispositivos miniatura encapsulados en pastillas que parecen tradicionales que pueden ser ingeridos sin generar ningún tipo de problema para sus pacientes pero que recolectan y transmiten información.

Sigue leyendo ésta noticia desde techcetera.co

Rate this post
Comparte esto:

Te podría interesar ver...