El gobierno argentino promete agilidad y reglas claras para el desarrollo local de IoT

Un caluroso día de otoño fue contexto de un necesario encuentro entre la industria, el gobierno y los actores argentinos involucrados en el Internet de las Cosas (IoT). Hubo consenso en que el país tiene potencial en la mayoría de las verticales que se presentan como opciones del ecosistema y también en que cada uno debe cumplir bien su función para que el desarrollo sea eficiente y, en consecuencia, exitoso.

“Nos enfocamos en IoT porque consideramos que representa grandes oportunidades para el mercado argentino, tanto en las TICs como para el desarrollo de productos y servicios para otras áreas. Además, está a tono con el objetivo del gobierno de generar competitividad, mejorar los indicadores económicos y servirá para dinamizar la producción local de tecnología”, comenzó el subsecretario de Regulación del Ministerio de Modernización, Oscar González.

El rol del Estado en esto es dar reglas claras para que el mercado sepa hacia dónde vamos, dijo el gerente ejecutivo del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), Agustín Garzón, y agregó que “en Argentina, lo que es regulatorio siempre llegó tarde y la idea es revertir esto con un regulador que resuelva en forma ágil y acompañe la revolución digital en el país”.

En el plano de IoT, el funcionario del regulador indicó que es fundamental designar las bandas de frecuencias a utilizar y, para ello, se encuentra en este momento abierto un proceso de consulta con el sector privado. “Creemos que en muy poco tiempo vamos a tener esas frecuencias asignadas”, confió Garzón y advirtió que eso traerá consigo una serie de desafíos como la seguridad y la generación de condiciones necesarias para el despliegue de infraestructura.

El encuentro de la industria se dio en el marco del Cabase IoT Day, que se desarrolló en el Scala Hotel. Participaron una decena de empresas, entre ellas Microsoft, Qualcomm, Intel, BGH, Cisco y Exo. Todas hicieron una pequeña síntesis sobre sus avances en el tema, con mails corporativos dispuestos a aceptar negocios. La Cámara Argentina de Internet (Cabase), por su parte, mostró cómo funciona el Centro de Coordinación y Marketplace IoT, desde donde coordina, genera pruebas y trabaja en el desarrollo de este concepto.

Desde Claro (América Móvil) se resaltó que las soluciones IoT son “soluciones de negocio” por lo que la empresa desarrolló un programa de alianzas, en el que se ocupa principalmente de satisfacer las necesidades de conectividad en proyectos de otras empresas tanto en el segmento de IoT como de Cloud. Ya se habían mostrado avances al respecto y ahora se dieron más especificaciones de esto llamado “Support by Claro, que es el logo a disposición de las empresas a las que se ayuda a impulsar su negocio”.

Actualmente se trabaja con unos 15 socios, dijo en diálogo con la prensa el jefe de desarrollo de alianzas y cloud en Claro, Leandro Cardalda. Agregó que, por ejemplo, se incrementaron un 133 por ciento hasta 27.000 los clientes de Tango en la Nube durante 2017, año que la empresa terminó con unos 178.000 dispositivos IoT frente a los 150.000 registrados un año atrás. Además, cuenta actualmente con unas 600.000 líneas M2M.

La idea de la firma local es ofrecer en el transcurso del año LTE Cat-M1, para lo que “ya están ejecutando pruebas con algunas radiobases encendidas en etapa de laboratorio pero aún sin ofrecer servicios”. Mientras tanto, quedará para 2019 la disponibilidad de NB-IoT, que inicialmente estaba prevista para antes de que termine este año.

Sigue leyendo ésta noticia desde telesemana.com

Rate this post
Comparte esto:

Te podría interesar ver...