Este dron se hizo tan popular durante su campaña de Kickstarter que su fabricante la ha cancelado

Hace unas semanas un nuevo y curioso dron daba el salto a las portadas de muchos medios tecnológicos estadounidenses (y extranjeros). Se trataba de Aire, un aparato que, lejos de estar destinado para el entretenimiento (como la mayoría de los de su género), tenía como objeto patrullar la casa, volando autónomamente de habitación en habitación a modo de vigilante y permitiendo la visualización a los dueños de cada rincón cuando estos se encontraban fuera. Por tener, tenía hasta a la omnipresente Alexa, el asistente de voz de Amazon, con la que podías interactuar para un control más cómodo del dispositivo.

Esto sí que es morir de éxito… o, espera, quizás no.

Lee ésta noticia desde MEDIO

Rate this post
Comparte esto:

Te podría interesar ver...