La OCDE insta a establecer métricas para IoT

A medida que los dispositivos de Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) se vuelven cada vez más basados en IP y plataforma-agnóstica (es decir, operando en redes móviles, fijas y otras), ha aumentado la demanda de enfoques que miden la cantidad de dispositivos de este tipo. Por ello, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) realizó un informe de Medición de IoT y aplicaciones.

La definición general de propuesta de IoT es:

“El Internet de las cosas incluye todos los dispositivos y objetos cuyo estado puede modificarse a través de Internet, con o sin la participación activa de las personas. Si bien los objetos conectados pueden requerir la participación de dispositivos que se consideran parte del “Internet tradicional”, esta definición excluye las computadoras portátiles y los teléfonos inteligentes que ya se tienen en cuenta en las actuales mediciones de banda ancha de la OCDE”.

Principios generales al establecer prioridades en términos de medición y recopilación de datos de IoT

El documento indica que al establecer prioridades en términos de medición, la relevancia política y la viabilidad pueden estar entre las principales consideraciones.

Una aplicación de IoT notable que probablemente requerirá priorización en términos de medición son los vehículos automatizados, ya que generarán grandes cantidades de datos, lo que probablemente tenga una influencia importante en la infraestructura de comunicación, se expone.

“En este sentido, la medición de los vehículos automatizados se vuelve crucial desde la perspectiva de la planificación de la ciudad, para el medio ambiente. Consideraciones para los ministerios de transporte y para los reguladores de la comunicación, entre otros”.

Asimismo, se subraya que los aspectos prácticos asociados con la recopilación de datos para los indicadores de IoT deben tomarse en cuenta.


Ver post relacionados:

La Administración Pública y el Internet de las Cosas


Un factor clave para la medición, donde hay varias partes interesadas en las cadenas de suministro involucradas, es tener en cuenta la propiedad de los datos.

Otra consideración relevante, de acuerdo con la OCDE, es la carga reglamentaria impuesta al recopilar los datos, y qué tan factible y confiable es ese proceso.

En particular, la medición de IoT puede ser especialmente complicada para dispositivos que utilizan bandas de frecuencia sin licencia, ya que no hay procedimientos administrativos de autorización o declaración en estas bandas.

“En todas estas consideraciones, los responsables de las políticas deben priorizar y tener un objetivo claro para los datos recopilados”.

Medición de “dispositivos conectados” por características:

  • Dispersión o concentración de dispositivos/aplicaciones.
  • Movilidad de objetos (estacionarios o nómadas).
  • Volúmen de datos y rendimiento de la red (ancho de banda).
  • Sensibilidad a la latencia.

Categorizando IoT por opciones tecnológicas para su uso y adopción:

  • Sensores y hubs simples.
  • Concentradores de integración (es decir, un sistema que conecta concentradores simples, lo que crea dispositivos más complejos como el HomeKit de Apple).
  • Aplicaciones mejoradas (es decir, servicios que recopilan y analizan datos de dispositivos y el medio ambiente en tiempo real, como “vehículos automatizados”).

La organización afirma que las subcategorías de IoT deben ser coherentes con los propósitos de las políticas, así como con el mercado de IoT.

 

Sigue leyendo ésta noticia desde mediatelecom.com.mx

Rate this post
Comparte esto:

Te podría interesar ver...