La primera cazadora IoT se cuela en la vida más privada del usuario

Mercury incorpora un sistema de calefacción que se adapta a la temperatura ambiental y a la actividad, incluso se conecta con Alexa. Más allá de su utilidad, es un ejemplo de cómo será el mundo de la moda cuando la ropa se convierta en un elemento más para monitorizar a las personas.

Si para usted es un gran problema tener que llevar un abrigo grueso o una cazadora de invierno dentro de un acalorado vagón de metro, la empresa Ministry of Supply tiene la solución perfecta para usted.

La compañía de ropa con sede en Boston (EE. UU.), famosa por sus experimentos con tecnología y moda, acaba de lanzar una campaña en Kickstarter para recaudar fondos para su última creación: la cazadora térmica inteligente Mercury. Se trata de una cazadora térmica conectada a internet que se controla a través de una app y se sincroniza con Alexa para personalizar la temperatura mediante aprendizaje automático.

Detrás de esta enorme ristra de tecnicismos se esconde un producto intrigante.

Las cazadoras con calefacción no son nuevas. Puede comprar una por internet ahora mismo por entre unos 160 euros y 240 euros, el mismo rango de precio por el que Ministry of Supply ofrece su cazadora Mercury. Pero a diferencia de este nuevo modelo, las que hay disponibles ahora mismo necesitan activarse y ajustarse manualmente. En lugar de eso, la cazadora de Ministry of Supply utiliza un acelerómetro y sensores de temperatura para cambiar el nivel de calor que genera en función de la temperatura ambiental y el nivel de actividad. Gracias a ello, la cazadora calienta al usuario cuando hace frío pero no le hace sudar en el metro, un verdadero milagro de la tecnología de vanguardia.

La cazadora deportiva en números

  • Temperatura máxima: 57 °C
  • Tiempo que tarda en calentarse por completo: 90 segundos
  • Duración de la carga con uso continuo a máxima potencia: 4 horas
  • Peso sin batería: cerca de un kilogramo
  • Precio del modelo chaleco: 158 euros
  • Coste del modelo cazadora: 240 euros
  • Fecha de lanzamiento: noviembre de 2018

Para los que tengan curiosidad, la experiencia de llevar puesta esta cazadora es… agradable. Las conexiones de Bluetooth necesitan optimizarse y el sistema de calefacción no siempre es necesario si la temperatura no es muy baja. Pero la prenda cumple con su función y está compuesta por materiales de alta calidad, uno de los sellos de marca de Ministry of Supply. La que yo me probé era un prototipo, así que es probable que el producto final, que se empezará a vender en noviembre, incorpore algunas mejoras. En cualquier caso, la cazadora no cumple lo que promete el eslogan de la compañía de “resolver un problema crítico de vestuario”, o por lo menos no resuelve el mío.

Sigue leyendo ésta noticia desde technologyreview.es

Rate this post
Comparte esto:

Te podría interesar ver...