¿Qué esperar de las redes 5G y el Internet de las Cosas?

Las redes móviles servirían para aumentar la velocidad de reacción de los organismos ante las emergencias de la naturaleza.

Internet de las cosas, las redes 5G, la computación en la nube, análisis de datos y la videovigilancia son algunas de las tecnologías que tendrán las ciudades del futuro para anticipar y prepara una reacción prudente ante las amenazas de la naturaleza y garantizar la conexión entre las entidades que deben atender el evento de manera inmediata.

En un principio, el futuro de la construcción de las ciudades inteligentes pasaría por el uso la computación en la nube y del Internet de las cosas para la prevención de riesgos como terremotos, tormentas o inundaciones. Así es la visión que está planteando Juan Pablo Rincón, vicepresidente para Huawei, en la presente edición de ANDICOM 2018.

Un caso de aplicación serían las redes 5G que permiten un tiempo de espera de entre la emisión de la señal y su recepción en menos de 0,01 segundos de diferencia, un tiempo menor de espera que podrían aprovechar las cámaras y los dispositivos de alerta de las entidades de emergencia.


Ver post relacionados:

La Administración Pública y el Internet de las Cosas


Sin embargo, no toda la apuesta debe estar en la tecnología. Las personas ubicadas en los diferentes puntos de control deberán estar en capacidad de tomas decisiones de forma inmediata.

El propósito de la tecnología aplicada a las ciudades inteligentes debe ser garantizar una mejor calidad de vida de los ciudadanos; en este caso, se trata de la posibilidad de salvar millones de vidas gracias a la posibilidad de garantizar la acción inmediata de las autoridades respectivas”, menciona Juan Pablo Rincón.

Manejar el río de información proveniente de sensores ubicados en lugares estratégicos de la ciudad como parques, vías principales y hospitales les permitirá a los organismos conocer el número de personas evacuadas, el estado de las edificaciones y las vías de transporte y conocer el riesgo para los habitantes.

En este punto es donde las ciudades que manejen buenas prácticas con el Big Data tendrán una ventaja a la hora a analizar la gran cantidad de información que puede surgir durante una emergencia.

Poco a poco la tecnología irá tomando un papel fundamental en la construcción de las nuevas ciudades y en el manejo de que los desastres naturales puedan causar sobre ellas.

Sigue leyendo ésta noticia desde canaltrece.com.co

Rate this post
Comparte esto:

Te podría interesar ver...