Sigfox, a por Movistar y Vodafone: cobra 5 veces menos por Internet de las Cosas

El operador francés da cobertura al 94% de la población española que desea conectar objetos a Internet, un nuevo mercado por el que los operadores ya pelean.

La semana pasada Vodafone anunciaba sus tarifas de Internet de las Cosas (IoT) para clientes particulares. Se resumen en un coste fijo por la tarjeta SIM de 9,99 euros más la conectividad, que se abona mensualmente. Esta va de los 3 a los 7 euros al mes, dependiendo del consumo que haga el sensor en cuestión. No tiene el mismo flujo de datos un sensor de movimiento que una cámara de vigilancia. No consumen la misma cantidad de datos, de ahí la diferencia de precios.

Es el primer operador que ofrecer Internet de las Cosas a particulares. Movistar se bate también el cobre en este mercado, pero se circunscribe al sector profesional. Empresas que desean saber cuándo falta producto en una máquina expendedora de productos, compañías de transporte que quieren tener localizados a los camiones de su flota de vehículos…

Toda esta información se transmite a través de las antenas de telefonía móvil que desde hace años se yerguen sobre prácticamente los cielos de todas las ciudades de España. Los dispositivos cuentan con una tarjeta SIM que envía la información del sensor a esas antenas. Estas, a su vez, reenvían los datos al cliente. Es entonces cuando el dueño de las máquinas de vending descubre qué máquinas andan escasas de productos, en qué cantidad de los mismos y cuáles en concreto.

Sigfox sólo ha necesitado 5 millones de euros para desplegar su red IoT en España. Telefónica, sólo entre 2003 y 2006, anunció 1.000 millones de euros para su red 3G. No ofrecen servicios comparables, pero la cifra da una idea de por qué Sigfox es más competitiva en el precio de IoT que Movistar o Vodafone

Sigue leyendo ésta noticia desde vozpopuli.com

Rate this post
Comparte esto:

Te podría interesar ver...