Tecnología, legislación y usuarios se confabulan para que el hogar inteligente triunfe

Internet de las Cosas, 5G, Inteligencia Artificial, etcétera, son definitivas en la perspectiva que ofrece el mercado del hogar conectado o inteligente. Las oportunidades que proporciona no solo están ligadas a la venta de productos, sino que también afectan mucho a integradores, instaladores y un largo etcétera.

El éxito de este mercado se debe en gran medida al aumento del bienestar y el confort, ahorro en el consumo eléctrico, tranquilidad y seguridad, gestión remota e incluso acompañamiento al usuario que proporciona. La razón principal por la que los usuarios instalan sistemas domóticos es el confort, según el informe de CEDOM (Asociación Española de Domótica e Inmótica). Ahora bien, cada vez hay más demanda de aquéllos cuya finalidad es la gestión de la energía frente a funciones relativas al entretenimiento y ocio, el confort y la seguridad. Todo ello es viable hoy en día gracias a las posibilidades que ofrece la tecnología, no solo en dispositivos sino a la posibilidad de que se conecten entre ellos y con otros remotos que les permitan operar; para lo que, a su vez, las comunicaciones deben ofrecer la capacidad, velocidad y seguridad necesarias.

Es tanto lo que se espera de este mercado, que durante el último año hemos visto cómo empresas de todas las industrias han llegado a acuerdos para hacerse con una parte de esta tarta. Operadores como Vodafone —que ya tiene su propia línea de productos—, Orange —con el desarrollo de soluciones— y la compra de Belkin por parte de Foxconn son solo algunos de los ejemplos que podemos encontrar. Todo ello no hace más que confirmar que es un mercado con grandes expectativas.

Un negocio con muchos jugadores

A la hora de considerar las oportunidades que ofrece este mercado para el Canal de tecnología, hay que valorar que el ecosistema del hogar inteligente incluye fabricantes de componentes, fabricantes de dispositivos, proveedores de tecnología, proveedores de software/servicios, distribuidores de sistemas domésticos inteligentes y usuarios finales. Actualmente, los principales actores que operan en el mercado de hogares inteligentes son Siemens AG, United Technologies Corporation, General Electric Company, Schneider Electric, Honeywell International, Ingersoll-Rand PLC, Johnson Controls, ABB, Legrand, Samsung Electronics, Acuity Brands, Lutron Electronics y Leviton Manufacturing Company.

Por su parte, la consultora Context destaca que los consumidores “no están convencidos de los beneficios extra que les puede aportar”. Igualmente, destaca la importancia de jugadores no tradicionales del sector TIC, como es el caso de British Gas en Reino Unido o Iberdrola en España, de operadoras como Verizon, o compañías de seguros, que están impulsando este mercado. Entonces, el Canal tradicional TIC “se enfrenta a la nueva competencia con la distribución de los dispositivos inteligentes del hogar y otros productos conectables. Además, los propios fabricantes OEM son competidores entre ellos, proponiendo al cliente final nuevos productos de forma directa”, detalla la consultora.

Asimismo, y según ésta, el Canal tiene que vigilar de cerca el desarrollo de soluciones como “termostatos, detectores de humos, cámaras IP, sistemas de alarma e iluminación inteligente”, y también asegura que, en el caso de los retailers, “por el momento, existe un miedo a adaptarse a una tecnología que podría convertirse en obsoleta”. Pero hay que preguntarse: ¿qué minorista está invirtiendo en la capacidad de instalar no sólo un punto de solución como un termostato, sino una solución multifunción inteligente en el hogar? Es un mercado en el que “hay espacio para todos”, constata Gartner.

Mercado

Debido a que afecta a tantos sectores, cuantificar las cifras de negocio es muy complicado, porque hay muchas partes implicadas, entre otras IoT, que no sólo afecta al mercado residencial.

Forbes habla en un artículo de que en 2020 el mercado IoT alcanzará 267.000 millones de dólares —225.211,79 millones de euros— entre B2B en tecnologías, aplicaciones y soluciones. Pero está claro que está cantidad no se puede aplicar al hogar. En el mismo artículo, Forbes aclara que el 50% del gasto en IoT estará destinado a industria, transporte, logística, y servicios públicos.

Todos estos datos provienen del análisis de mercado de Boston Consulting Group, Winning In IoT, It’s All About The Business Processes, donde se señala que las dos fuentes más importantes de crecimiento de los ingresos en el mercado de IoT serán los servicios y la inversión en aplicaciones. Asimismo, también se señala que, entre 2015 y 2020, los ingresos de todas las capas de la tecnología IoT acumularán al menos un 20% de tasa de crecimiento anual compuesto (CAGR).

Según la consultora Markets and Markets, se espera que el mercado global de hogares inteligentes esté valorado en 13.791 mil millones de dólares —11.634 millones de euros— para 2023, creciendo a una tasa compuesta anual de 13.61% entre 2017 y 2023. Para realizar este estudio se han analizado aplicaciones, productos, servicios y software, teniendo en cuenta cuatro regiones principales: América del Norte, Europa, APAC y RoW.

España

Según el último estudio de CEDOM, el sector de la domótica e inmótica continúa por la senda de un crecimiento sostenido. En 2016, la facturación de los fabricantes de sistemas de control y automatización alcanzó los 50,5 millones de euros, lo que supone un incremento del 12% con respecto al registrado en el año anterior en España; y señala el constante crecimiento del número de dispositivos interconectados a través de internet, es decir, IoT.

En ese aumento, la necesidad de mejorar la eficiencia energética de las instalaciones ante el continuo incremento del coste de la energía ha influido positivamente en la demanda de los sistemas de control y automatización para viviendas y edificios.

El estudio analiza la evolución del mercado español, cuantifica la facturación de los fabricantes de equipos domóticos e inmóticos y señala las tendencias y oportunidades para un mayor crecimiento en los próximos años. Para ello, se ha centrado únicamente en los fabricantes de sistemas domóticos e inmóticos, implantados o no en España, que venden sus equipos en el mercado nacional, y considerando edificios residenciales, no residenciales y terciarios.

Los dos productos más demandados fueron los actuadores (dispositivo capaz de transformar energía en la activación de un proceso) y los sensores y teclados. A mayor distancia les siguen los productos auxiliares y de visualización. En el campo de los protocolos, se ha producido un cambio de tendencia hacia los sistemas de control y automatización que funcionan bajo un protocolo propietario.

Sigue leyendo ésta noticia desde dealerworld.es

Rate this post
Comparte esto:

Te podría interesar ver...