Smart cities, un negocio cargado de futuro

Bosch presenta en el CES soluciones inteligentes para una mejor calidad del aire y una mayor seguridad y confort.

Las poblaciones urbanas están creciendo: de acuerdo con Naciones Unidas, en 2050, aproximadamente dos tercios de la población mundial vivirá en conurbaciones. En 2014, esta cifra fue tan solo la mitad. La urbanización está aumentando y, con ella, los desafíos que las ciudades tienen que resolver. Incluso hoy, ya existe una necesidad considerable de adopción de soluciones inteligentes. No en vano, el miembro del Consejo de Administración de Bosch, Stefan Hartung, en el marco de la presentación previa del CES de Las Vegas ha apuntado: “Necesitamos una nueva concepción de las ciudades que esté basada en tecnologías capaces de convertirlas en ciudades inteligentes y en las que valga la pena vivir. A largo plazo, las ciudades sin inteligencia no sobrevivirán, si no que sucumbirán al estancamiento”.

Nuevos negocios: el mercado de las ciudades inteligentes está en auge

Entre hoy y el año el 2020, el mercado de las ciudades inteligentes crecerá un 19 por ciento anual, alcanzando un volumen de 800.000 millones de dólares (unos 680.000 millones de euros). Bosch cree que esta es una gran oportunidad de negocio: “Durante mucho tiempo, la ciudad inteligente fue una visión. Ahora estamos ayudando a hacerla realidad. Bosch se encuentra en una excelente posición para hacer que la ciudad conectada sea un éxito tecnológico y comercial”, ha explicado Hartung. La compañía está actualmente involucrada en 14 proyectos de ‘smart city’ en lugares como San Francisco, Singapur, Tianjin, Berlín y Stuttgart. Y hay otros muchos en camino. En los últimos dos años, la compañía ha duplicado sus ventas en proyectos de campos cruzados de actividad, hasta alcanzar cerca de mil millones de euros, una cifra que seguirá en aumento.

En la ciudad de San Leandro (San Francisco), la compañía ha equipado aproximadamente 5.000 farolas con LED y ha suministrado un sistema para la gestión remota del alumbrado público de la ciudad. De esta forma, las luces solo se encienden cuando realmente se necesita. Con esta solución, San Leandro podrá ahorrar cerca de ocho millones de dólares en los próximos 15 años.

Para una mayor conectividad: IoT e Inteligencia Artificial

El internet of things o internet de las cosas (IoT) ha establecido una de las principales bases para la ciudad conectada. El IoT se encuentra en todos los ámbitos de la vida. En 2020, más de 20.000 millones de dispositivos en todo el mundo estarán conectados entre sí: detectores de humo, alarmas antirrobo, medidores de electricidad, electrodomésticos y muchos más. “Bosch reconoció este potencial desde el principio”, aseguró Hartung. “Ya en la actualidad, más de la mitad de nuestros productos electrónicos están habilitados para internet, y el objetivo es que el 100 por cien lo esté para 2020. Y es más, para cada uno de nuestros productos, queremos ofrecer servicios complementarios”.

Sigue leyendo ésta noticia desde computing.es

Rate this post
Comparte esto:

Te podría interesar ver...