El IoT permitirá a las marcas trabajar su identidad digital

Se define como emprendedor tecnológico, apasionado de la informática y angel investor. En 1994 fundó uno de los primeros proveedores de Internet en Sudáfrica para convertirlo en un ISP a nivel nacional. Lo vendió en 1998. Más tarde, en el Reino Unido, creó The Cloud, un operador de wifi pública que transformó en una red paneuropea, que fue adquirida en 2010 por BSkyB. En la actualidad, aparte de propietario de varias patentes, es miembro del consejo asesor del regulador de telecomunicaciones del Reino Unido, Ofcom, así como CEO y cofundador de la plataforma de IoT EVRYTHNG.

¿Qué motivaciones te llevaron a fundar EVRYTHNG?

Bueno, trato de pensar en lo que nos vamos a encontrar en el futuro, cuál será el estado del mundo dentro de unos años. Después, hago una retrospectiva para ver cuál es la forma de llegar a ese escenario y qué innovaciones hacen falta. Esto es lo que ocurrió con EVRYTHNG.

En 2009, cuando analicé el mercado, los elementos fundamentales de la tecnología estaban en un punto de inflexión. Se llevaba años hablando de IoT —o de “computación ubicua”— pero el coste de la tecnología era todavía elevado. En 2010 el precio del silicio impreso, de los módulos de conectividad o de RFID se redujo, al tiempo que los smartphones estaban proliferando.

Parecía que, finalmente, gran parte del entorno necesario para IoT estaba madurando. Ya no era tan importante el modo en el que los dispositivos se iban a conectar a la red, sino cómo los datos iban a conectarse con las aplicaciones. Es ahí donde estaba el valor: en la movilización de los datos de todos estos dispositivos físicos.

La World Wide Web (WWW) es la plataforma mundial de aplicaciones, el entorno principal del ecosistema, donde se comparten los datos. Desde la perspectiva de un computer scientist, me interesó especialmente cómo se iban a conectar los dispositivos físicos a la WWW, y a compartir sus datos.

Combinando la madurez del mercado, y que todos los dispositivos iban a necesitar una identidad, al igual que las personas ahora tienen su perfil de LinkedIn o Facebook, solo quedaba saber quién lo iba a posibilitar. Así que pusimos manos a la obra.

¿Cómo ha evolucionado esa visión?

La base de lo que estamos haciendo es la misma con la que empezamos. Lo que hemos aprendido durante este tiempo está relacionado con el modelo de negocio y con identificar qué aplicaciones son las que van a provocar que los clientes adopten la tecnología. De hecho, ahora gestionamos cientos de millones de identidades digitales de dispositivos físicos cada día y hacemos el seguimiento a millones de productos en todo el mundo. Hemos convertido parte de nuestra visión en realidad y hemos desarrollado relaciones muy estrechas con otros actores del ecosistema para confirmar que tiene una aplicación real. Por ejemplo, trabajamos con algunos de los mayores proveedores de cadena de suministro y packaging del mundo, porque estas compañías son fundamentales para ver cómo los productos físicos pueden recibir una conectividad digital.

También estamos involucrados en la definición de estos roadmaps tecnológicos. Por ejemplo, trabajamos con el World Wide Web Consortium y con GS1, definiendo las reglas en torno a cómo los dispositivos físicos han de compartir sus datos. Lo que no sabemos todavía es el timing, es decir, cuánto va a tardar el mercado en adoptar estas tecnologías y comenzar a escalarlas. Seguramente será más de lo que pensamos.

Ahora estamos en un momento muy importante. IoT es un concepto ya conocido y las empresas están pensando —ya con cierta urgencia— en cómo responder a la transformación digital. Estamos viendo una clara aceleración en la adopción de esta tendencia.

Amazon y Apple conocen a sus clientes y controlan al 100% la cadena de suministro

¿Desde cuándo se está produciendo?

En general, desde hace aproximadamente dos años. Si echamos un vistazo a las compañías que lideran el mundo digital, como Amazon o Apple, tienen dos características muy importantes: un conocimiento al 100% de sus clientes y un control —también al 100%— de su cadena de suministro, su distribución y sus productos físicos. De esta forma, son capaces de realizar los envíos en el mismo día o articular retailing omnicanal.

Sigue leyendo ésta noticia desde digitalbizmagazine.com

Rate this post
Comparte esto:

Te podría interesar ver...